Visita al campamento de personas desplazadas de Faladie – Sema. 08/08/2019

Tras recibir la llamada de uno de los responsables del campamento, Ousman Cissé, hoy día 08 de agosto de 2019 hemos acudido a comprobar cómo la situación de las personas desplazadas ha evolucionado en las últimas semanas. Tras el encuentro mantenido podemos afirmar que las condiciones de vida respecto a la última visita realizada por el MEP han empeorado.

 

La población del campamento Faladie – Sema ha aumentado -120 familias- debido a que la dinámica de desplazamiento forzado que se está produciendo en la región de Mopti (centro de Malí) se ha acentuado a raíz de las matanzas, asaltos, robos e inseguridad creciente en la región. Existe un censo elaborado que permite realizar el reparto de alimentos con control y seguridad, mediante un sistema de papeletas que procuran un correcto reparto y evitan que personas de los barrios acudan a por alimentos.

 

El terreno –habitual mercado de ganado de Bamako- que el gobierno ha permitido ocupar a la población que huye, estos días debe ser compartido con grandes rebaños de ovejas que esperan ser compradas para la fiesta musulmana del Eid al-Adha o Tabaski (Fiesta del Cordero). Esto aumenta la suciedad, los insectos y el riesgo de contraer enfermedades.

 

Esta zona se ha quedado escasa debido al aumento de familias llegadas, lo cual ha obligado a arrendar áreas colindantes a particulares por 30.000 FCFA mensuales. Muchas familias no encuentran sitio donde instalarse lo cual está provocando hacinamiento. Así mismo la falta de materiales como madera y lonas o cañas hace que los refugios sean cada vez más frágiles. 

 

A esta precaria situación es necesario añadir que nos encontramos en plena época de lluvias lo cual aumenta la vulnerabilidad todavía más, haciendo la necesidad de asistencia más urgente si cabe.

 

Hemos podido observar un gran número de personas enfermas –especialmente niños y niñas- en el interior de las viviendas con síntomas de paludismo e infecciones cutáneas.

 

La insalubridad es creciente, la basura y desechos se acumulan y las letrinas se encuentran desbordadas –las fuertes lluvias arrastran los desechos y aguas fecales por los alrededores- haciendo que el campamento tenga un fuerte olor a desperdicios, en algunos casos difícil de soportar.

 

Los responsables del campamento manifiestan que no han recibido contacto alguno por parte de la administración central. El único acercamiento de las administraciones públicas ha sido a través de la oficina de Desarrollo Social, la cual hace ya semanas llevó 20 sacos de arroz (50kg por saco). Algo a todas luces insuficiente.

 

Desde su llegada la única ayuda que han recibido ha sido de particulares que a través de colectas o donaciones ayudan a los habitantes del campamento-, el partido político ASMA y la población árabe de Tombouctou (norte de Malí) que realizó una gran donación de arroz, aceite, leche, azúcar y legumbre. 

 

La situación es cada vez más alarmante y la falta de actuación por parte del gobierno hace que la sensación de abandono y desesperanza aumente entre los habitantes de este improvisado campamento.

 

Las principales demandas y necesidades expresadas por la población y los responsables del campamento han sido alimentos y maderas y materiales que permitan construir y fortalecer los precarios refugios existentes.

 

La inseguridad creciente en el centro y norte del país hace que miles de personas se estén desplazando y agrandando los ya 12 campamentos de desplazados existentes en Bamako, capital del país.

Imagen de las 4 letrinas disponibles para las más de 1000 personas que albergan en el campo de desplazados Faldié Garbal en Bamako (Malí). Photographies réalisés par @FatimDiallo.

 

Aguas fecales emanadas de las letrinas a causa de las lluvias. Photographies réalisés par @FatimDiallo

Detalle interior de una tienda. Photographies réalisés par @FatimDiallo.

 

Vista de la basura del campo de personas desplazadas en Bamako. Photographies réalisés par @FatimDiallo

Detalle de las montañas de desechos donde está asentadas las personas del campamento. Photographies réalisés par @FatimDiallo

Niña enferma en brazos de su madre. Campo de personas desplazadas Faladiel Garbal, Bamako. Photographies réalisés par @FatimDiallo

Niña enferma en el campo de personas desplazadas de Bamako. Photographies réalisés par @FatimDiallo

Distribución de ayuda que de manera solidaria vecinos y vecinas y asociaciones llevan a la población desplazada. Photographies réalisés par @FatimDiallo

Equipo del MEP hablando con los coordinadores del campo. Photographies réalisés par @FatimDiallo.

 

 

 

Impactos: 146