LLAMAMIENTO A LA ACCIÓN FRENTE AL COVID-19
– No dejar a nadie atrás –

 

 

En marzo de 2020, tras los elevados casos de contagios y propagación a más de 180 países y territorios, el brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) ha sido declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud. La pandemia del COVID-19 es una emergencia sanitaria de carácter mundial que requiere una acción perfectamente articulada e inmediata de los gobiernos, la cooperación internacional para el desarrollo, las Organizaciones No Gubernamentales y de toda la sociedad.

 

Mientras la atención mundial recae sobre los efectos que tiene y tendrá sobre la economía a nivel mundial y sobre el avance del virus en Europa y Estados Unidos; África ha sido el último gran continente del mundo al que ha llegado la pandemia del COVID -19; el virus podrá convertir al continente en el escenario de una tragedia de magnitudes incalculables.

 

COMPROMETIDOS CON ÁFRICA

 

Movimiento Extremeño por la Paz trabaja desde hace 28 años en la promoción, defensa y protección de los derechos humanos como garantes de la dignidad de las personas y requisito indispensable en la lucha contra el hambre, la pobreza y la sostenibilidad de la vida en diferentes contextos: África, América Latina y el medio rural en el norte de Cáceres.

 

Actualmente en la República de Mali, cuya población asciende a más de 19 millones de personas; desarrollamos proyectos de cooperación gracias al apoyo decidido de la Junta de Extremadura a través de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), la Diputación de Badajoz  y la Diputación de Cáceres.

 

De los 25 países del mundo que son más vulnerables a brotes infecciosos, 22 se encuentran en África. Mali es uno de los 20 países más vulnerables al cambio climático. Según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de 7,8 millones de personas afectadas por la crisis en Mali, 3,6 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria y asistencia en 2020. La inestabilidad a largo plazo provocada por conflictos incontrolables ha provocado un aumento sin precedentes del número de desplazados internos que se han triplicado en 2019 (187,000 personas), así como el aumento del número de personas refugiadas (57,000) y migrantes.

 

Mali es uno de los países con mayores índices de ablación, casi 9 de cada 10 adolescentes entre 15 y 19 años han sido sometidas a la ablación o mutilación genital femenina. Mali es el cuarto país del mundo donde la infancia está amenazada; 7 de cada 10 niñas contraen matrimonio antes de cumplir los 18 años, muchas de ellas incluso antes de cumplir 15 años.

 

La falta de infraestructura y de personal médico –sólo 3 por cada 10.000 habitantes, la OMS recomienda un 17%- contrasta con las necesidades cada vez mayores de la población ante el resurgimiento de enfermedades con fuerte brotes de sarampión, dengue, entre otras. La situación se ve agravada por el acceso limitado a agua potable y a recursos sanitarios óptimos. Solamente 5 de cada 10 personas cuentan con instalaciones de lavado de manos con agua y jabón en el hogar.

 

Los grandes desplazamientos de población en Malí y a través sus fronteras puede aumentar el riesgo de propagación nacional y regional del virus. Por la experiencia adquirida sabemos que la distribución geográfica del virus, junto con una cobertura sanitaria precaria y la presencia de poblaciones vulnerables entrañan un riesgo mayor de propagación. Si el COVID-19 está teniendo un fuerte impacto en países industrializados como España, Italia, Alemania o Japón, donde las instituciones públicas son fuertes y se están viendo desbordadas por la intensidad de la epidemia; la situación podrá ser muy diferente cuando el virus se expanda en países como Mali, cuya infraestructura institucional y de salud es precaria.

 

En este escenario, Movimiento Extremeño por la Paz manifiesta su mayor preocupación frente al COVID-19. Así mismo, manifiesta su compromiso en la reducción de los riesgos para la salud de la población y realiza un LLAMAMIENTO A LA ACCIÓN FRENTE AL COVID-19 – PARA NO DEJAR A NADIE ATRÁS.

 

  1. Movimiento Extremeño por la Paz respalda firmemente el llamamiento realizado por la OMS a los gobiernos nacionales de todo el mundo para combatir, prevenir y reducir la propagación del COVID-19.

 

  1. Desde la declaración de la pandemia, hemos activado un protocolo de prevención y contención del COVID -19 en la oficina de Bamako que se extiende a los círculos de Yanfolila y Kangaba, alcanzando a más de 25,000 personas que son beneficiarias de los proyectos financiados por AEXCID, Diputación de Badajoz y Diputación de Cáceres.

 

  1. Manifestamos nuestro compromiso de trabajo con las autoridades locales, contrapartes y las comunidades para apoyar el desarrollo de oportunidades alternativas de aprendizaje, tal y como lo estamos realizando actualmente.

 

  1. Reconocemos y agradecemos el compromiso y la solidaridad de la sociedad extremeña; que a través de sus instituciones dotan de recursos a las organizaciones sociales y ONG´s. Éstas contribuyen con su trabajo a reducir las desigualdades en las zonas más vulnerables del mundo.

 

  1. Movimiento Extremeño por la Paz alienta a la cooperación extremeña y otros actores regionales a continuar apoyando las actividades de respuesta nacionales y las acciones de prevención que se desarrollen frente a la pandemia COVID-19 en los diferentes países y contextos donde tiene presencia y reitera su compromiso y disposición para servir de vía eficaz frente a un escenario de pandemia del COVID-19 en Mali.

 

  1. Los países occidentales que tienen sistemas de salud y economías fuertes han visto resquebrajarse sus sistemas sanitarios, hecho que nos debería movilizar para evitar que ocurra lo mismo con los países empobrecidos y de escasos recursos. Estamos a tiempo de extender redes de ayuda para evitar que los países más vulnerables sufran las consecuencias de esta pandemia a la que no pueden hacer frente unilateralmente.

 

  1. Instamos a los gobiernos y a la cooperación internacional a redoblar sus esfuerzos para fortalecer y dotar de mecanismos de respuesta a las y los trabajadoras de salud de las comunidades, especialmente a las mujeres; en países donde es difícil llegar a los servicios de salud formales, son ellas y ellos quienes canalizan las pautas de higiene y salud a toda la población.

 

  1. Las metas planteadas en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible se cumplirán más rápido si priorizamos a las comunidades más desfavorecidas; por tanto, nuestro llamamiento es a apoyar nuestro plan de contención, para que de manera efectiva logremos salvar a tantas personas como sea posible y proteger la vida de las y los más vulnerables del mundo.

 

JUNTAS Y JUNTOS, PODEMOS CAMBIAR EL CURSO Y LA EXPANSIÓN DE ESTA PANDEMIA.

NO DEJEMOS QUE EL MIEDO SE HAGA VIRAL.

MOVIMIENTO EXTREMEÑO POR LA PAZ

Mali, marzo de 2020

Descarga aquí el documento:

Llamada a la Acción-

Impactos: 186